Día 0: 20/8/16

Un viaje comienza mucho antes de empezar a moverse en el sentido físico. Sin embargo ese día, el sábado 20 de agosto de 2016, comenzó realmente eso que hace tiempo venía siendo sólo ideas. El germen viajero se instaló hace tiempo en mí.

Esto es algo bastante nuevo para mí, salir sin tanto plan, solo algunas ciudades anotadas y muchas ganas. Es verdad que el preludio de esto ya fue increíble y es otra experiencia de esas únicas. Sin embargo, fue otro tipo de viaje, con otro presupuesto, otro escenario y otros colores.

Cambiar el chip para afrontar esto era lo primero que me propuse ese día. Las cosas iban a ser bastante diferentes. En mi cabeza se agolpaban muchas sensaciones e ideas. Era una mezcla de alegría, ansiedad y miedo.
La primera de las tres es un poco la clave, se estaba concretando  uno de los planes más osados que he tenido. Nunca he desafiado tanto mi zona de confort. Poco y mucho espero. Poco porque la verdad estoy muy predispuesto a improvisar en el camimo, a tratar de conversar con todos los que pueda, no espero lujos ni tantas comodidades; pero también espero mucho. Creo que este viaje es la mejor forma de crecer en este momento de mi vida, de conseguir algunas herramientas que me faltan (Comunicativas, de liderazgo, emocionales, de fortaleza).

Ansiedad. En el último tiempo me pasa algo curioso (Por lo menos así lo siento). A medida que se aproxima el momento de salir a acccion deje atrás miedo, expectativas, todo. Comienzo a juntar ansiedad, quiero salir a la cancha a dejar todo. La verdad quería comenzar ya.

Lo último que se me aparecia entramado ansiedad y alegría era el miedo. Un arma de doble filo. Quiero a mis miedos, me ayudan a doblepensar las cosas, no me gusta saltar sin paracaidas. Pero no dejo que me paralicen, seria lo peor que puedo hacer. Me marcaban los puntos débiles, que pasa si te encuentra la noche en el camino, si no te levantan haciendo dedo, si quedas atrapado en la lluvia o se te termina el agua.

Ese combo era yo, en un hostel en el centro de Río, terminando algunos asuntos para tomar un urbano y pasar la noche en la terminal de Río. Asi empezaba todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s