La propia historia

Caminando se hace camino, parafraseando al gran Machado. Tal vez lo más lindo de viajar son las personas que uno conoce y con ellas sus historias. Dónde comenzó todo, como llegó hasta ahí y porque, si cambiaría algo. Cada día se acercan a nuestra propia historia muchas personas. Personajes de lo más diversos. 

Uno también va construyéndose ahí, en ese intercambio. En estas variedades de cosmovisiones esta la riqueza. Cada uno contándonos, nos va abriendo nuevas puertas, mostrándonos posibilidades que nosotros no concebimos. Dudo muchas veces de la innovación real, como si alguien inventará el fuego o la rueda, creo más bien que uno va mezclando esas ideas que encuentra y generando algo nuevo (Por lo menos para nosotros, el primer mundo que nos resulta importante). Su visión, distinta, nos inquiere con formas de ser que no conocíamos. 

También el otro con sus preguntas nos invita cuestionarnos, a romper los ‘obvios’. A con nuestras respuesta conocernos un poquito más. Alguna de esas partecitas de nuestra existencia que no éramos conscientes. Nos incómoda, no siempre el otro irrumpiendo es algo suave, pero ningún marinero se hace experto en un mar calmo. Hay que meterse a la tormenta y aprender a ajustar las velas sobre la marcha. Que sea lo que deba ser, que será mejor. 

Así tirando y aflojando, sin darnos cuenta, vamos creciendo. Rompiendo lo que debía ser, conociendo ‘verdades’ nuevas, creando nuestra historia. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s