La guajira

La guajira es un estado de Colombia, pero también es como se denomina a una península que se distribuye entre este país y Venezuela. La verdad que cuándo uno lo camina da para pensar que bien podría ser un país distinto. Tiene una geografía particular marcada por la aridez y está en su mayor parte habitado por wayuu o guajiros, un pueblo indígena. Ellos particularmente desestiman la frontera, se nota que ninguna de las dos banderas los representa, hablan su idioma, el wayuunaiki y preservan fuertemente sus costumbres. 

Son cerrados a los extranjeros, creo que pueden ser muchas las influencias de esto, resistir a la invasión y al colonialismo o bien por no sentirse particularmente interesados por quienes no se interesan por ellos. Es un tierra que sufre mucho la falta de agua y donde tampoco crecen muchas hortalizas. Realmente lo único que probamos fue el fruto de un cactus, y parecía ser de las pocas cosas. Predominan el cardón y otras especies de árboles propios de tierras áridas. Muchas espinas, en todos lados jaja

DSC_4732.jpg

Las actividades principales giran entorno a la pesca, la cría de chivos y el turismo. Este último se viene desarrollando alrededor de algunos puntos como “Cabo la vela”, “Punta Gallina”, “Palomino”. De repente es una alternativa de mayor valor agregado. Hay otras actividades un poco más informales/ilegales. Por ser frontera, por esta noción de ser wayuu y no de alguno de los dos países, y por el la situación en Venezuela, hay mucho contrabando (Y en algunos lados, principalmente en Venezuela, pueden dedicarse a ‘cobrar peajes’ a quien va conduciendo por esos caminos ).

Del lado Colombiano me llamó mucho la atención el tren, hay uno que se dedica a la carga, lleva el carbón desde el ‘Cerrejón’ (La mayor mina a cielo abierto del mundo) al puerto. Un servicio que pasa aproximadamente cada 40 minutos/una hora y cada carga tiene un valor absurdamente alto, algo así como que con un día de cargas pagaban todos los gastos del mes (Y que me dio la sensación de que era lo único que recibía un poco de atención del estado y de los privados que la explotan).

Es algo que te sacude un poco la guajira. Es una experiencia cultural muy linda. Nosotros pudimos pasar algunos días dentro de un ranchería con una familia guajira. Rancherío es algo así como una forma de ordenamiento que ellos tienen, son áreas donde asientan las casas de una familia. Por ejemplo, pasamos una noche en uno, donde quien estaba a cargo era la abuela, la persona más viejita de la familia (Aunque es una sociedad patriarcal por lo que nos decían), y además vivian 3 de los hijos con sus familias, tenían una cancha de fútbol, su lugar para los chicos y varias áreas comunes para estar.

Por una serie de casualidades fuimos invitados y no dudamos. Una realidad muy diferente y que te da una nueva perspectiva de muchas cosas. Particularmente pensé mucho en el tema del agua y en como construyen. Ellos no tienen ningún sistema de agua potable, es realmente el mayor problema el tema del agua. En algunos lugares hay camiones que traen/venden, en algún tiempo hubo vagones de tren con la misma función. Mismo así y por su cuenta, encuentran formas. Para beber si deben caminar mucho, suelen ir con algún animal de carga hasta alguno de los molinos que hay. Para el resto de las necesidades tienen pequeñas represas de las cuales se abastecen.

DSC_4729.jpg

La construcción es básicamente permacultura. Tradicionalmente crean sus casa de cardón y barro. Los cercos son vivos, hileras de cactus que protegen y dividen los terrenos. En las ciudades como Uribia, Palomino, Río Hacha, son ya menos tradicionales, abundan el comercio, las construcciones normales. El ‘progreso’ llega allí.

Que ver?

  • Río Hacha. La mayor ciudad, capital del departamento de La Guajira.
  • Uribia. La capital indígena de Colombia. Ubicada en la alta guajira, la parada antes de ir a las playas y donde uno puede comprar lo que necesite.
  • Cabo la vela y Punta Gallina. Los dos lugares más turísticos de la Alta Guajira, donde uno puede hacer ese encuentro de lo tradicional y la realidad de los wayuu. Son de relativo fácil acceso, varios transportes saliendo de Río Hacha y haciendo escala en Uribia.
  • Otra de las actividades que ayuda a la subsistencia del pueblo es la artesanía. Hay un bolso que se marca como típico en aquellos lugares, cuyo colorido resalta ante la monotonía del relieve. Es un trabajo artesanal increíble, mucho esfuerzo y un resultado muy bonito.

Alguito de lo que tenía en la cabeza de la guajira. Un tierra donde se mezcla el olvido y la resistencia al paso del tiempo, la monotonía de sus paisajes y el color que le ponen con sus tejidos. Un viaje donde se marca más lo cultural de la experiencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s