La guajira

La guajira es un estado de Colombia, pero también es como se denomina a una península que se distribuye entre este país y Venezuela. La verdad que cuándo uno lo camina da para pensar que bien podría ser un país distinto. Tiene una geografía particular marcada por la aridez y está en su mayor parte habitado por wayuu o guajiros, un pueblo indígena. Ellos particularmente desestiman la frontera, se nota que ninguna de las dos banderas los representa, hablan su idioma, el wayuunaiki y preservan fuertemente sus costumbres. 

Son cerrados a los extranjeros, creo que pueden ser muchas las influencias de esto, resistir a la invasión y al colonialismo o bien por no sentirse particularmente interesados por quienes no se interesan por ellos. Es un tierra que sufre mucho la falta de agua y donde tampoco crecen muchas hortalizas. Realmente lo único que probamos fue el fruto de un cactus, y parecía ser de las pocas cosas. Predominan el cardón y otras especies de árboles propios de tierras áridas. Muchas espinas, en todos lados jaja

DSC_4732.jpg

Las actividades principales giran entorno a la pesca, la cría de chivos y el turismo. Este último se viene desarrollando alrededor de algunos puntos como “Cabo la vela”, “Punta Gallina”, “Palomino”. De repente es una alternativa de mayor valor agregado. Hay otras actividades un poco más informales/ilegales. Por ser frontera, por esta noción de ser wayuu y no de alguno de los dos países, y por el la situación en Venezuela, hay mucho contrabando (Y en algunos lados, principalmente en Venezuela, pueden dedicarse a ‘cobrar peajes’ a quien va conduciendo por esos caminos ).

Del lado Colombiano me llamó mucho la atención el tren, hay uno que se dedica a la carga, lleva el carbón desde el ‘Cerrejón’ (La mayor mina a cielo abierto del mundo) al puerto. Un servicio que pasa aproximadamente cada 40 minutos/una hora y cada carga tiene un valor absurdamente alto, algo así como que con un día de cargas pagaban todos los gastos del mes (Y que me dio la sensación de que era lo único que recibía un poco de atención del estado y de los privados que la explotan).

Es algo que te sacude un poco la guajira. Es una experiencia cultural muy linda. Nosotros pudimos pasar algunos días dentro de un ranchería con una familia guajira. Rancherío es algo así como una forma de ordenamiento que ellos tienen, son áreas donde asientan las casas de una familia. Por ejemplo, pasamos una noche en uno, donde quien estaba a cargo era la abuela, la persona más viejita de la familia (Aunque es una sociedad patriarcal por lo que nos decían), y además vivian 3 de los hijos con sus familias, tenían una cancha de fútbol, su lugar para los chicos y varias áreas comunes para estar.

Por una serie de casualidades fuimos invitados y no dudamos. Una realidad muy diferente y que te da una nueva perspectiva de muchas cosas. Particularmente pensé mucho en el tema del agua y en como construyen. Ellos no tienen ningún sistema de agua potable, es realmente el mayor problema el tema del agua. En algunos lugares hay camiones que traen/venden, en algún tiempo hubo vagones de tren con la misma función. Mismo así y por su cuenta, encuentran formas. Para beber si deben caminar mucho, suelen ir con algún animal de carga hasta alguno de los molinos que hay. Para el resto de las necesidades tienen pequeñas represas de las cuales se abastecen.

DSC_4729.jpg

La construcción es básicamente permacultura. Tradicionalmente crean sus casa de cardón y barro. Los cercos son vivos, hileras de cactus que protegen y dividen los terrenos. En las ciudades como Uribia, Palomino, Río Hacha, son ya menos tradicionales, abundan el comercio, las construcciones normales. El ‘progreso’ llega allí.

Que ver?

  • Río Hacha. La mayor ciudad, capital del departamento de La Guajira.
  • Uribia. La capital indígena de Colombia. Ubicada en la alta guajira, la parada antes de ir a las playas y donde uno puede comprar lo que necesite.
  • Cabo la vela y Punta Gallina. Los dos lugares más turísticos de la Alta Guajira, donde uno puede hacer ese encuentro de lo tradicional y la realidad de los wayuu. Son de relativo fácil acceso, varios transportes saliendo de Río Hacha y haciendo escala en Uribia.
  • Otra de las actividades que ayuda a la subsistencia del pueblo es la artesanía. Hay un bolso que se marca como típico en aquellos lugares, cuyo colorido resalta ante la monotonía del relieve. Es un trabajo artesanal increíble, mucho esfuerzo y un resultado muy bonito.

Alguito de lo que tenía en la cabeza de la guajira. Un tierra donde se mezcla el olvido y la resistencia al paso del tiempo, la monotonía de sus paisajes y el color que le ponen con sus tejidos. Un viaje donde se marca más lo cultural de la experiencia.

Anuncios

Alter do chão

Hay lugares que todo viajero pasa. Si uno anda por Brasil es raro no pasar por alguno lados como por ejemplo: Floripa, Morro de São Paulo, Pipa, Jericoacoara o Alter do Chão. Son lugares bastante particulares y similares.

Todos tiene una gran cantidad de extranjeros. Hasta pareciera, si no es así, que hay más que moradores (Muchos argentinos en general jaja). Son ciudades bastante burbuja, con poco de Brasil, ni mucha historia, ni tantos sabores propios. Más bien son ciudades globalizadas y con oferta bien variada, comida/música/palabras de distintas partes del mundo. Todas tienen mucho turismo y una buena dosis de fiesta a su manera.

Por más que sea un camino trillado, es muy díficil escaparles. Y también uno pasa y se encariña. Al final todo el mundo pasa porque algo tienen, son lugares hermoso con una energía muy linda.

DSC_3075.jpg

Alter do Chão

Un pueblito cerca de Santarém, en el Amazonas. Dentro del estado de Pará, pero cerquita del límite con Amazonía.

Lleno de viajeros, acá pude encontrar muchos amigos del camino y hacer varios otros más. Lleno de agua y con mucho verde. Varios frutales y caminitos para andar. Probablemente esto último lo que más se marca en qué hacer.

  • Laguna verde. Es interesante como se forman muchas lagunas por la entrada del río. Tal vez la más accesible sea laguna verde. Comienza allí después de la ilha do amor y es muy grande. Me sorprendió el tamaño que tuviera.
  • El río Tapajós: Fue considerada la mejor playa de Brasil y realmente es muy muy linda. El agua transparente y calientita.

DSC_3097.jpg

  • La puesta de sol. No menos estimable, esos detalles que te llenan.
  • ‘Flona’ (Floresta nacional do río Tapajos). Un área de protegida bajo la vigilanca del ICMbio. Es un área enorme y con mucha vida. Bastantes comunidades a lo largo de sus km de costa, mucho mato bien preservado. Vale la pena ir, algunos de los pueblos tienen emprendimientos de ecoturismo que son muy hermosos.

DSC_3126

  • Ilha do amor. Una especie de península que se forma y que cierra lo que se conoce como laguna verde y que es el comienzo para la caminata al morro que se encuentra detrás. También por allá hay una aldea ‘hippie’ podríamos decir, gente que se fue a vivir de una forma más alternativa y que también es interesante de conocer.

Son muchas las cosas para hacer, no quiero extenderme mucho. No visité todo lo que Alter tiene para ofrecer, son muchisimas opciones es para quedarse allí mucho tiempo andando y viviendo las locuras que se te cruzan. Como mucha gente lo ha hecho, muchos personajes que tienen mucho para contar. Esas cosas que describí son las tiene más facilidad y marketing.

Mismo que uno vaya un día o un año, hay mucho para hacer y maravillarse. Vale mucho la pena.

By boat on the Amazon

Since I pass some days going throw Amazonas in the ship I was thinking on post something. One of the big problems is the connectivity on the north of Brasil, so I had some problems to edit pictures and notes. The experience was very different from what I’m accustomed. Sleep in a hammock every day and make that space my place during the journey. To be locked in the ship those days with some people that you don’t know. To go through Amazonas river and all that comes to mind when I think about it.

22709390_351354955312982_5296672077380583424_n

About that last I would like to talk. Because we all in general are part of a lot of social constructions of meaning, and many of them goes far from reality (I think about of the concept of myths that Paulo Freire use). The lung of the planet, the longest river. It is a strong place, so intense. But it is not close to be a place full of animals or communities, as we used to imagine. To see animals and plants we have to have people who knows how to deal with it, where to find, people who is accustomed to the environment. The same for communities. Many of the are in the capitalism way, work for timbers, industries, farms, or many of the business that are occurring in Amazonas. You have a lot of places that keep away from modernity, but they are more isolated and it is difficult to have access to them.

Returning to the ships, you have as many types as you can imagine. They are very big, 200/300 hammocks, 10/20 private rooms, roof, bar, dinning room, electricity, bathrooms. All of the make also charges, so perhaps you will see cars, motorcycles, fruit, construction things, I don’t know, a lot of different things (To many places the only way to get the is from ship). Also you can find sometime diferences. Some have air conditioning or TV. Another thing is the food on board. Sometimes it is included, other have nothing, sometimes is only breakfast. One time we could use a kitchen to cook. You always can ask about it before get on board and be prepare.

Some prices 

At November of 2017 (In reais):

  • Belém – Macapa: 150
  • Belém – Santarém: 150
  • Santarém – Manaus: 130
  • Manaus – Porto Velho: 200
  • Manaus – Letícia: 600
  • Macapá – Santarem: 160

This prices are in many times negotiable, depends on the port, the owner, the quantity of people, your speech. Many circumstances can alternate the process. One thing that could be useful to know is that in all the port cities you have one that is the official and many others that are privates. The first ones are more safe to buy, but in general are less negotiable. The private ones are more informal, it’s a possibility to get a good discount or maybe the chance to work in exchange of the passage (So worthful) but also it is a possibility to be cheat, in lack of experience or good speech, to buy in a more expensive price. For example you can get Belem-Santarem for 100, or Manaus-Porto Velho for 170.

Ribeirinhos

This is a special item. This is the name of the communities that are located in the cost of the river. They live from a basics crops, like cassava and many fruit, and fishing. Many of them get a bit modernise (Not all but…). You can see many markets, churches. Many of them work in farms or business of wood or mineral that are located on the Amazonas.

A considerations is that sometime they row till the proximity of the ship to receive some presents. It is a kind of costume. It is nice if you can take with some lollypops, toys, clothes. All in two bags to make them waterproof.

Final considerations

I like it a lot to be in the ships, but as many people warned it is also a bit exhausting. The repetition inside and outside get you a bit crazy. Same people and attitudes, the same kind of vegetation. So it is nice to be prepare to that, bring books, games, as much as possible.

The previous days I install and uninstall many apps looking for games and things to read. I bring with my one nice book, a big notebook where I keep my travel journey. I enjoy a lot having a few days thinking, writing and looking.

I highly recommend to have the experience!

Alcántara

Alcántara

Una pequeña ciudad frente a São Luís. Mismo así, tiene varias cosas para mostrar. Lo primero que salta la vista es su aspecto colonial. Las callecitas hechas con piedras y trazando un diseño en blanco y negro. Pero también los edificios. Todo el centro histórico está lleno de viejas casas de piedra en ruinas. Cuando llega el atardecer todo se torna aún más mágico. Vale más la pena.

DSC_2567.jpg

Hay dos formas de llegar por agua:

  1. Ferry Boat. Sale desde un puerto cerca de la estación de trenes. Ahí están una empresa (Internacional) y la Marina de Brasil. Van intercalando el viaje y sale unos 12 reales. La desventaja es que llevan a Cujupe, pero como contrapartida salen todo el día en horarios prefijado y más o menos cada una hora.
  2. Un barco, que sale desde el centro, con la marea alta. Básicamente todos los días va mudando levemente el horario. Sale unos 15 reales.

Hay algunas otras formas de llegar. Por tierra, por alguna agencia de turismo o bien por algunos colectivos que salen en horarios ya marcados, onda remis (Los clásicos lotacão).

Lo otro que tiene Alcántara es la estación de lanzamiento de cohetes. Básicamente la única de Brasil. Emplazada ahí por su localización: Cerca del Ecuador y del mar. Lo primero permite ahorrar mucho combustible, el segundo añade una protección a las operaciones.

La estación tuvo un incidente en 2003. Hay distintos mitos con esto, de sabotaje, de que hubo excesos en los empleados jaja pero lo cierto es que en el stress del lanzamiento relajaron algunas medidas de seguridad.

DSC_2644.jpg

Es una ciudad chica. Realmente le falta estar más atento a los detalles para explorar el turismo y revitalizar esa historia que tiene. Más allá de eso, vale mucho mucho la pena. Me sentí transportado en el tiempo mientras caminaba por ahí.

Camocim

É uma cidade relativamente pequena. Me lembrou um pouco a minha cidade em certas condições. Senti certas coisas de povo, certa cercania da gente, certas costumes, essas pausas. É um município que fica no Ceará, do lado de Jericoacoara e maís próximo ao limite com Piauí. Inclusive uma das paradas para quem quer fazer em ónnibus o percurso que vai desde ‘Jeri’ aos Lençóis Maranhenses. Também fica próxima de Granja e Sobral (Uma cidade a visitar no caminho a Ubajara).

Tem vários atrativos turísticos pra fazer por aí:

  • Ilha do Amor: Alem de não ser realmente uma ilha e um bonito lugar para visitar. É bem fácil chegar, desde a orla de Camocim você pega um barquinho que deixa você ai mesmo. Aí da para passar o dia tudo, mesmo no mar, nas barracas, nalguma das lagoas que tem aí ou caminhando entre as dunas que formam parte da paisagem também.
  • Orla de Camocim: Aí mesmo temos uma entrada do mar que vai ate Granja. Da para fazer uma boa caminhada na Orla e é bem bonita a vista e uma parte da cidade com muita vida, crianças, adolescentes, publico em geral vai caminhar, fazer exercício.
  • Faro da Trapia: A uns 13 km do centro. Sobre a beira da praia, tem vários restaurantes nessa zona. Passei lá com mare baixa e achei increível a vista.
  • Maceio: A uns 30 km você encontra este povoado. Vilarejo de pescadores e está sendo tomado pelo Kitesurf e o turismo. Sinal disso a estrutura, a mitade das casas são de pescadores e bem mais simples e ao rededor você tem muitas pousadas e lojas de kitesurf. Pela ubicação tem um por do sol muito lindo e ainda pouco visitado. Esteve nestos dias aí e realmente no tinha ninguém, só os moradores.

     

    21558607_2103087946383850_8869286391048433017_n[Vou fazer um parêntesis para falar de um casal que me recebeu, eles estão começando um projeto de permacultura e bioconstrucção com a finalidade de transformar em um hospedagem ecológico e achei massa. Ela já tem tempo viajando, pode ler mais dela em: www.projetopassarinha.com e se estiveram por aí podem procurar para conhecer ou quem sabe se hospedar por aí.]

    paxp-deije21151546_2103095809716397_6033646257376991772_n

Mais ou menos essas são as opções. Um detalhe que adorei de Camocim foi a padaria “Fonteles”, fica mas bem próxima ao aeroporto e a única aberta os domingos (e por isso conhecí ela), bem variada, em preço e muito muito gostosa. Bem poderia morar do lado de esse cantinho haha

Um abraço 😀

Jeri (II)

Algunas cosas más quería escribir de Jeri. No voy a escribir del lugar, si de las ideas que fui ‘masticando’. Viajar es más historias que kilometros. Las horas se van desdibujando y lo que queda son las personas, los momentos, las reflexiones.

Hace tiempo que vengo reconectándome fuertemente con lo simple. En mi primera tarde en Jeri, desde la playa principal, vi la puesta del sol ¡Nossa! Increíble. Me quedé maravillado con ese sol enorme entrando en el mar. Un horizonte muy abierto, una imagen hermosa. Desde ese momento, ese fue unos del momentos que procuraba asistir siempre. A eso se sumaron algunos amaneceres, seguir las fases de la luna, las mareas (Intentar descifrar como van jugando en ese baile, el sol, la luna y el mar). Pero no quedó ahí, Mandala Hostel y las historias que se iban trazando, las ideas que íbamos proponiéndonos. Todas las mañanas cuando bajaba a desayunar, saludar uno por uno a los chicos. Así fueron sumándose cosas. La conexión con esos detalles, volver a ciertas cosas simples.

La vida pasa en esos detalles. Hay una frase que me gusta de Mafalda y que, cada tanto vuelve a mi mente, “Lo urgente no deja tiempo para lo importante”. Algo lindo de viajar también es poder tomar distancia de las situaciones. Deconstruirlas. Nos vamos perdiendo en ciertas cosas, que tienen su relevancia, pero ciertamente vamos descuidando detalles que son importantes para nosotros y nuestra calidad de vida. Más y más me convenzo cuán necesario es poder hacer una pausa de la correría de la vida.

Se me va a complicar condensar aquí las líneas de pensamiento que tuve y las ramificaciones jaja, pero dejaré las que más se fueron repitiendo. Las otras volverán aparecer, cuándo sean necesarias. Pasé los tres meses voluntariando, cambiando trabajo por hospedaje y comida en un hostel. Mandala hostel, que nombré un poco más arriba. Hubo varios valores que se incentivaban ahí. Camaradería, amor, respeto, compromiso, honrar el trabajo. Las palabras pueden traicionar, más cuando se trata de conceptos tan abstracto, tan manoseados y tan complejos. Pero la mayoría los concebimos como valores muy positivos.

Mi visión encaja con lo que se proponía. Cada cabeza es un mundo, y se muchos mundos se encontraron ahí. Huéspedes y voluntarios, que ya eramos muchos (Mandala es una familia grande, 13 voluntarios, alguien que coordinaba, más los 4 dueños). El respeto por el trabajo me dio muchas vueltas en la cabeza, era una idea que estaba masticando hace rato. Tenemos una visión peyorativa del trabajo, estamos en el lugar equivocado muchas veces y la rutina nos cansa. Entramos en intercambio de esfuerzo por un salario que no nos representa y no logramos salir, por infinidad de razones. Pero tomar distancia me hace pensar, más y más, en lo importante de esta tarea. El acto de transformar energía en un producto o servicio, crear, agregar valor, embellecer. Debemos alinear esto con nuestro plan de vida, con lo que necesitamos en nuestra búsqueda de ser. También necesitamos entender como nuestro esfuerzo encaje en el proyecto común, eso nos da realmente dimensión de que el esfuerzo vale. El preocuparse por el otro, que viene mucho de la mano. Entender como todos somos parte de ese grupo, todos vivimos en esa misma casa, sea por un día, sea por un año. Todos debemos cuidarla, honrarla, preocuparnos. Si yo no hago lo que me toca, hay alguno de mis compañeros que va a hacerlo por mí. Hay un egoísmo que no es saludable ahí. Algo que hace ruido cuando lo pensamos un poco más.

Saber cuando salir. Así como cuando terminar de soltar palabras. Cuando es necesario hay que seguir, cuando el camino te llama, cuando te sentís que hay que seguir. No hay que forzar, estirar la cuerda más de lo que es posible, solo hace que se rompe. Pasé el tiempo que necesite, y me llevé todo el aprendizaje que pude. Me llevo un cuaderno entero escrito ahí, muchas amistades y mucho aprendizaje. Me voy siendo una mejor persona y contento de saber que deje un pedacito de mí ahí. Creo haber hecho mi aporte. El camino va apareciendo. Se recibe lo que se da, y también uno se apropia de lo que recibe para devolverlo al camino.

Litoral Piauiense

[El topônimo “Piauí” vem da língua tupi, na cual significa “Rio de peixes pequenos”.] É mas bem um estado de interior, maioritariamente sertão, é um dos litorais mais pequenos, com 66 km. As primeiras vezes que ouvi falar dele foi de questões arquelógicas. Depois foi que escutei do delta do Parnaíba, parte da rota das emoções. Além de isso as cidades são varias.
Posso falar algumas das mais interessantes:
  • Cajueiro da praia: Para minha surpresa está parte do Brasil está lotada de cajueiros (Pé de Caju). Aqui em Cajueiro da praia você pode achar o maior cajueiro do planeta, como uma curiosidade.
  • Barra Grande: É uma praia muito linda, por duas razoes, o por do sol no mar e a outra e que tem uma barrera natural longe dentro de mar que faz que, em maré baixa, o mar fique como piscina natural. Coisa linda.
  • Luis Correia: Uma cidade vizinha a Parnaíba e com aceso no mar. É linda, grandona e cheia de restaurantes e bares no mar. Tem uns 14 municípios dentro de seu distrito onde você pode achar varias praias como é: Coqueiro ou Atalaia. Acho que a saída maís fácil ao mar desde Parnaíba junto com Pedra do sal.
  • Praia de Macapá: Uma praia bem pouco conhecida, uma das mais longes nas proximidades de Parnaíba. Fica em línea reta a uns 20 km de Barra Grande só que a estrada da uma volta e fica maís trabalhado chegar lá. Realmente muito linda, com umas praias bem com pouco fundo, muito similar a Barra Grande e ainda com muito sossego. Muito recomendada fazer uma parada lá.
  • Parnaíba: A cidade maís importante no litoral piauiense. Parte de rota das emoções e um bom aceso ao delta do rio que leva o mesmo nome.
  • Pedra do sal: Uma das praias também que foram mais recomendadas para mim. Próxima ao delta, com uma paisagem que mistura a praia e pedras e muito linda.
  • Ilha das canarias: Uma das referencias que deram para mim para conhecer o delta. O negocio aqui e chegar a “Porto de Tatu”, na Ilha Grande do lado de Parnaíba, e daí você pode contratar os passeios o arrumar o jeito para chegar na ilha. Presenta uma boa diversidade de vida e uma cena bem diferente.
Não são tantas paradas mas e bem interessante visitar algumas de estas praias.